Ir directamente a la información del producto
1 de 1

Pulsera de Semillas de Rudraksha

Pulsera de Semillas de Rudraksha

Precio habitual 4,50 EUR
Precio habitual Precio de oferta 4,50 EUR
Oferta Agotado
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pago.
Tamaño

Unidades disponibles: 7

¡Hecho! Te avisaremos cuando esté disponible.
Ha ocurrido un error. Por favor intentalo.

Avísame cuando esté disponible

¡Avísame!

Pulsera de Semillas de Rudraksha

Tamaño de las cuentas: 6, 8 y 10 mm

Procedencia: India

Longitud aproximada: 16-19 cm

PROPIEDADES

La Rudraksha proviene del árbol sagrado del Elaeocarpus ganitrus, un árbol perenne de gran tamaño (puede alcanzar entre 10 y 24 metros de altura) que sólo crece en unos pocos lugares del mundo, como el Himalaya nepalí, India, Sri Lanka o Indonesia. Y cuando tiene menos de cinco años, produce un fruto de azul intenso que contiene dentro la semilla de rudraksha.

Conocida como “las lagrimas de Shiva” o "los ojos de Dios", las semillas de Rudraksha han sido tradicionalmente usadas por budistas e hinduistas para orar, para protegerse y para mejorar la salud. Se sabe que proporcionan tranquilidad, a que protegen contra las energías negativas y a que favorecen la práctica espiritual.

El contacto directo con la piel activa las propiedades de las semillas de Rudraksha, por lo que es conveniente llevar tu pulsera de Rudraksha durante el día y retirarla por la noche durante el descanso. Estas semillas son muy valoradas para la practica del Yoga y la Meditación al promover la paz interior y la armonía.

Cuenta la leyenda que el dios Shiva, viendo los sufrimientos y penurias de los seres humanos comenzó a llorar. Sus lágrimas, al entrar en contacto con la tierra, se transformaron en las semillas de rudraksha. Por eso, su nombre quiere decir “ojos de Dios” y es una semilla con un significado muy especial en India.

Ver todos los detalles

Piezas Únicas

Todas nuestras piezas están elaboradas con minerales 100% naturales seleccionados cuidadosamente con el fin de poder ofrecer siempre la máxima calidad y conservar todas sus propiedades energéticas.