Ir directamente a la información del producto
1 de 1

Pendientes Ojo Turco - Piedra de Luna

Pendientes Ojo Turco - Piedra de Luna

Precio habitual 19,47 EUR
Precio habitual 22,90 EUR Precio de oferta 19,47 EUR
Oferta Agotado
ACABADO

Unidades disponibles: 3

  • Pendientes Ojo Turco - Piedra de Luna
  • Cierre: Por presión
  • Tamaño 8x5 mm
  • Pendientes disponibles en Plata de Ley 925 Rodiada y Plata de Ley 925 Bañada en Oro 18k
PROPIEDADES

A la Piedra de Luna también se la conoce como la Piedra Espiritual, ya que nos ayuda en el proceso de crecimiento interior y nos hace conectar con nosotros mismos a través de la espiritualidad.

La piedra de luna es uno de los minerales que más ayudan a las mujeres  en todas sus facetas, equilibra emocional, física y mentalmente.

Se recomienda para el tratamiento de los desarreglos menstruales y de los problemas endocrinos. También es útil para combatir el asma, los dolores de cabeza de toda índole y los procesos febriles. Cura las impurezas de la piel y nos ayuda a eliminar toxinas. 

Esta gema es una gran estabilizadora emocional, ayuda a combatir el insomnio, elimina tensiones, es buena para el aparato reproductor femenino, ayuda al sistema circulatorio y digestivo.

Corresponde al chakra de la corona.

Tiene afinidad con los signos de Acuario, Leo, Piscis, Géminis y Sagitario 

SIMBOLISMO DEL OJO TURCO

El Ojo Turco es un amuleto protector muy usado en Oriente Medio.

Protege a su portador de las influencias del mal, especilmente del mal de ojo, los celos y las envidias.

Atrae la buena suerte, aumenta la fertilidad, fortalece la salud  y promueve los embarazos saludables.

Se le atribuyen propiedades mágicas que pueden protegernos de las energías maliciosas así como de las personas envidiosas, las catástrofes, las desgracias, la magia negra, los hechizos y los malos deseos..

Ver todos los detalles

Piezas Únicas

Todas nuestras piezas están elaboradas con minerales 100% naturales seleccionados cuidadosamente con el fin de poder ofrecer siempre la máxima calidad y conservar todas sus propiedades energéticas.